Enfermedades y Causas de Muerte


Algunas enfermedades antiguamente se las conocía con nombres muy diferentes a la actualidad. Además en las actas de defunción podremos encontrar términos referidos a la causa de muerte que no conocemos su significado.

 

A

Alferecía:

Convulsiones y pérdida del conocimiento, más frecuente en la infancia, se puede confundir con la epilepsia.

Amencia:

 Demencia.

Asfixia por suspensión:

 Ahorcamiento.

B

Baile o Mal de San Vito:

 San Vito fue un mártir siciliano del siglo IV, patrón de los bailarines. La enfermedad de Huntington es conocida bajo el nombre del Baile de San Vito, sino también la Corea de Sydenham o corea menor. Es un mal degenerativo, que produce movimientos involuntarios y potencialmente mortal. Durante la Edad Media, cuando una persona sufría este mal se invocaba a San Vito para que se curase; ya que este mártir muerto en el año 303 había sufrido esos movimientos involuntarios tras una tortura brutal.

C

Calentura:

Fiebres muy altas.

Caquexia:

Estado de extrema desnutrición. Anorexia.

Causón:

Fiebre fuerte y de corta duración.

Cólico Miserere:

Enfermedad mortal con dolores espasmódicos y vómitos. Era una oclusión intestinal aguda con perforación y septicemia generalizada, hoy sería una peritonitis.

Consunción:

Deterioro físico progresivo, acompañado de una pérdida visible de peso y energía.

Coqueluche:

Tos convulsa.

D

Dolor de Hijar:

Apendisitis.

E

Ergotismo:

O "Fuego de San Antonio" es una enfermedad causada por la ingesta de alimentos contaminados por micotoxinas (toxinas producidas por hongos parásitos), o por abuso de medicamentos que contengan esta misma sustancia. Está causado fundamentalmente por el ergot o cornezuelo (Claviceps purpurea) que contamina el centeno. Los efectos del envenenamiento pueden traducirse en alucinaciones, convulsiones y contracción arterial, que provocaba necrosis de los tejidos, empezaba con un frío intenso, acababa con quemazones y aparición de gangrena en las extremidades.

Esquinencia:

Angina, inflamación de las amígdalas.

F

Fiebres Tercianas:

Así se conocía al paludismo (o malaria) por el síntoma que eran fiebres que aparecían cada tres días (cuartanas si era cada cuatro).

G

Golondrinos:

El Golondrino o Hidrosadenitis es un nódulo inflamatorio con posterior infección en unas glándulas sudoríparas axilares.

Gota Coral:

Gota Caduca o Coral o Gran Mal, entre otros nombres que ha recibido la epilepsia, enfermedad caracterizada por accesos repentinos, con pérdida de conocimiento y convulsiones.

M

Mal de la baba:

Enfermedad de la dentición en los bebes.

Mal de los siete días:

Tétanos neonatal. La puerta de entrada es casi siempre la cicatriz del cordón umbilical. El recién nacido se niega a alimentarse y queda rígido. Hasta el 1900 un 80 % de las muertes infantiles se debían a este mal.

Mal de Nápoles:

Sífilis.

Mal de piedra:

Cólico nefrítico.

Mal de San Vito:

 San Vito fue un mártir siciliano del siglo IV, patrón de los bailarines. La enfermedad de Huntington es conocida bajo el nombre del Baile de San Vito, sino también la Corea de Sydenham o corea menor. Es un mal degenerativo, que produce movimientos involuntarios y potencialmente mortal. Durante la Edad Media, cuando una persona sufría este mal se invocaba a San Vito para que se curase; ya que este mártir muerto en el año 303 había sufrido esos movimientos involuntarios tras una tortura brutal.

Mal del costado:

Tuberculosis. Era uno de los nombres que se daba en la Antigüedad y la Edad Media a la pleuritis (el término griego “pleurá” significa “costado”). La medicina antigua sabía describir sus síntomas, aunque no conocía su origen ni un tratamiento eficaz.

Mal francés:

Sífilis.

Marasmo de los agitados:

Mal de Parkinson.

Marasmo:

Adelgazamiento exagerado y decaimiento. El marasmo se da dentro del primer año, se produce cuando la madre deja de amamantar al niño a muy temprana edad.

Metrorragia:

Hemorragia uterina fuera del período menstrual.

Miasma:

Vapores malignos que, según creían, emanaban los cuerpos enfermos.

Muerte blanca:

Muerte de los niños mientras dormían.

Muerto en loor de santidad:

Ver "Muerto en olor de santidad".

Muerto en olor de santidad:

Con fama y reputación, referido especialmente a personas con méritos suficientes para ser loado también después de la muerte. En un principio se decía que el futuro santo había muerto "en loor de santidad", es decir, con fama de santo. Luego se cambió (siendo aceptado por la RAE), por "muerto en olor de santidad".
Según el Diccionario Prehispánico de Dudas: "Especialmente frecuente era la construcción en olor de santidad —como complemento, casi siempre, del verbo morir, en cuyo origen, además de la metáfora aludida, cabe suponer que influyó la creencia extendida de que el cuerpo incorruptible de los santos exhala realmente, en el momento de la muerte, un olor especial. Esta construcción sigue vigente en el español actual: «Muchos que en España vivían en olor de santidad, como el mercedario Blas de Ocampo, no más hubieron respirado el aire de Chile se vieron de tal modo transformados e irreconocibles que no cabía duda de que Satán era el que aquí dictaba la ley» (Labarca Butamalón [Chile 1994]); «Varios ecuatorianos de admirables virtudes, muertos en olor de santidad, iluminan con su apostolado social el siglo xix» (Salvador Ecuador [Ec. 1994])."

Murió de la orina:

Uremia.

Murió dementado de un aire que le dió:

Demencia.

P

Pasmo:

Rigidez y tensión convulsiva de los músculos, convulsión, espamos. También puede hacer referencia a una forma de denominar al tétanos.

Piemia:

Infección generalizada con proliferación de gérmenes, especialmente estafilococos y neumococos, que invaden la sangre y que asientan en numerosos focos diseminados por todo el organismo (Pioemia en italiano).

Plerecía:

Epilepsia, parálisis.

T

Tabardillo:

Fiebre tifoidea. Esta enfermedad, cuyo nombre científico es "tifus exantemático epidémico", es producida por la bacteria rickettsia prowazeki (descubierta en 1916) se transmite a través de los piojos de los vestidos y suele verse cuando son muy deficientes las circunstancias higiénicas y sociales (guerras, asilos etc.). El contaminante principal son las heces de los piojos infectados. Buenos Aires sufrió una importante epidemia de tabardillo en 1797.

Tolondrón:

Chichón. Bulto producido en la cabeza por un golpe.

V

Vicio orgánico:

Enfermedad cardíaca.

Z

Zaratán:

Cáncer de mama.